18 agosto, 2014

JULIO TAMAYO SACERDOTE INSIGNE

 
 
Evocar quiero tu labor,
amado párroco carolinita.
Tu imagen pastoral reposa
cual sublime ideal de amor.

Como soldado de Cristo
tus insignias nos legaste,
la cruz, tu templo, el Nazareno;
esos pendones nos dejaste.

Tomada de Internet
Pbro. Julio Tamayo en su juventud
Aquellos juicios que anidaron
en tus manos… ¿Dónde están?
¿Dónde tus claras palabras
de Jesucristo ante el altar?.

Ayúdanos a ser gratos,
acepta lección de amor,
para cantar a tu nobleza
a tu evangelio y tesón.

Fue tu época de oposición,
mucha querella y desunión.
Con tu verdad y valor,
cumpliste encargo y misión.

Tu opción de mucha entrega
al pobre, el anciano, el hospital.
Tu ideal la educación,
a la Conchita mucho amor.

No erraste, buen humano,
nunca fallas al amor.
Tu sembraste esta cosecha.
¡Gran faena! ¡Gran labor!

¡Qué valores tu legaste!
catequista ante el altar.
A tu pueblo le serviste,
Jesucristo hecho pan.

Erigiste un sacrosanto,
lugar en el que reposas.
Damos gracias a tu labor.
¡Descansa gran Señor!

16 agosto, 2014

CAROLINA DOSCIENTOS AÑOS


 ¡FELICIDADES! bella Carolina.
Hoy creces y engalanas,
llena de virtud y de civismo.
Nuevos calendarios vendrán,
Otros doscientos. ¡Y más!

¿De qué doscientos años?
¡Colonial mi carolina!
Con el tiempo embelleces,
al eternizarte todos ganan.
Son doscientos. ¿Qué más?
                                  

                                 
Tu  templo centenario
dibuja el cielo con sus Torres.
Añejas campanas semejan,
cáliz musical de oración.
Son doscientos. ¿No más?

¡Oh!... Con tus años,
Esos viejos te cubren de decoro.
tus hijos con valores te cobijan,
religión, patria, mucho honor,
es tu Dios, tu gloria. !No más!

 
Perpetúan el tiempo tus memorias.
Un cementerio obra de Tamayo,
Un albergue legado del amor.
Así es tu pueblo, es tu historia.
Eres himno de virtud. ¡Mucho más!

¿De qué doscientos años?
Ya no tienes aeropuerto.
Tu Normal se fue al olvido.
La represa ni aguas tiene.
Pero… Eres madre comunal.
Ciñes corona bicentenaria,
de vida municipal.

 

 

27 enero, 2014

SEDUCCIÓN


¡Ella!... En el umbral espera.
El… En su afán la busca.
Brillan emociones; ternura.
Ojos de fuego..
Manos que invitan.
¡Llega el amor!...

Florece la cita. Vibras...
Colmo tus rincones,
acaricio tus labios.
Tierra virgen… Candor.
Es el deseo, ésta pasión.
¡Florece el amor!

¡Las manos son sabias!
¡Pareja de fuego!
¡Caricias blancas!
Destinos, caminos.
Lo celeste un sueño.
¡Triunfa el amor!

El eco de tu voz.
Tu cuerpo es poesía.
Noche de besos,
tiernas verdades.
Este amor. ¡Silencio!.
Nuevas caricias.
¡Es el amor!.

 

10 octubre, 2013

PATRIMONIO CAROLINITA


Invocar quiero a Carolina,
doscientos años atrás…
poblada por Nutabes.
¡Que pueblo!... Sin rival.

¡Fue tu oro gran divisa!..
¡Es tu agua un blasón!...
Primero fuiste en Claras,
Tu poder hecho un jirón.

Tierra de oro y leche,
semeja un altar.
Mucho bosque y agua.
La campiña veo palpitar.

¡Que imperio trazó España!
El rey ejerce tiranía,
explotación y abuso.
¿Dónde queda tu hidalguía?



Brindas tu riqueza y caudal.
gran patrimonio desde antaño.
¡Carolina fecunda madre!
Así el lucro forje engaño.


¿Qué hacer?. Aún vives.
La riqueza son tus gentes,
tus paisajes y región.
La virtud de tus mujeres,
la energía en tus hombres.
De tus montañas, altivez.

15 mayo, 2013

UN ANHELO UNA VIDA DE MAESTRO



Un grupo de maestros, con libros bajo el brazo;
ojos vivos, sonrisa alegre, porte franco,
revelan con sencillo desparpajo,
una actitud valiente y talante osado.

Un paso al frente para orientarse,
luego a la escuela con amor ingresan.
Como ruiseñores de bullicioso canto,
un grito de pequeños que amorosos juegan...

Buscan su saber y en noches saldan
perdidos en su afán no consumado,
tras meses, años o lustros cargan
sus libros con ojos apagados.

Vedlos ahí pesarosos cuando acaba el día.
Su nostálgica sonrisa a quien los mira enoja;
ese rictus de dolor, angustia, melancolía,
hoy la desazón de formadores fija.

Son hijos de clase baja o media,
que del sol toman su bravura
de las estrellas su refulgente mitra,
de la noche copian su dulzura.

Los rizos de oro con infantil quebranto
quisieron en su cuerpo imprimir bravura,
unidos en juegos, dibujos con talento,
fraguaron en su esfinge de maestro la ternura.

El cansancio, el estudio, el hambre
Su incondicional entrega de noches sin anhelos
en el diario de su vida forma enjambre,
y en su cuerpo manifiesta con dolor certero.

Se agota el hombre y la sociedad reclama
de su saber aún gota a gota imprime.
¡Qué delirio!, ¡Qué virtud que inflama!,
¡Qué código de valores en un maestro se define!.

Pasan lustros, surgen canas,
de moho se llenan paradigmas.
Aquellos que demarcaron huellas,
de un quijote, para sellar enigmas.

Un soñador, un visionario de quimeras,
ante su virtud el intelecto se declina;
encarnando el saber con sabiduría,
amando la clase cual refugio de utopía.

Es el maestro que desgastado camina.
No reconozco en él su atlética figura.
Quien otrora lo amó hoy lo desdeña;
quien de él se sirvió en su lista no perfila,

Miradlo ahí, cual antítesis de valor y de belleza.
El ocaso de la vida en su mirada expresa,
ese querer, ese valor tan depurado,
de un humano que de batallas ya regresa.
 
Un simulacro quiso ser,
del Divino Maestro su armadura
y dirá un día con infausto placer:
¡Educadores amén!... seguid vosotros la tarea es dura.
 

07 abril, 2013

MI DESTINO Y TU MIRAR


Llevo años advirtiendo
en tu vida y caminar.
Tu andar lo identifico,
tu figura, tu mirar.

Con los años ya no miro.
No es tu andar, no tu figura.
Tu vida un privilegio,
gran vínculo de amor.

Tu opción es ejemplar,
hoy integro tus valores.
Tu figura y mirar me animan.
¡Qué transmites, en ese andar!

Cada día enseñas algo.
¡Como llenas mi obrar!
¡Hoy traduzco tu ideal!
No camino, nunca miro. ¡Jamás!

No eres negación,
siempre afirmas mi ideal.
No quiero tener tu cuerpo,
solo ese tu pensar.

Amo tu caminar incierto,
Adoro ese tu mirar.
Tu lozanía ya ausente, pero…
¡No renuncio… no!. A tu pensar.

Es tu pensar quien te traduce,
tu mirar agota mi ansiedad
tu figura la quiero cerca.
¡Pero no me prives de tu hablar!
 
Con todo o sin él. ¡Te necesito!
Te amo. Mas prefiero no tenerte,
si  me niegas tu mirar,
si me privas de tu andar,

 

12 febrero, 2013

UN PUEBLO SUEÑA


Historia de un pueblo
enmarcado en leyendas.
Su alma es el tiempo,
con estirpe de abuelos 
y hazañas de amor.

 
Un valle entre crestas
con horizonte de luz.
Sueños de un pueblo 
arrogante, bravío,
campesino y viril.

Gestas centenarias,
luchas inconclusas.
Ancestrales demandas,
letargo de anhelos.
Así tus sueños y perfil.
 

En este pueblo reinas
oh Conchita amada.
Tu casa es tu santuario
oh divino Rafael.
Siempre venerados serán.

Balcones de ayer y hoy,
tu real linaje expresan.
Las ferias legendarias,
serán nuestra posesión.
Para ti pleitesía y adhesión.

Tu sello gran madre,
fecunda la tierra.
Vendido ayer tu oro blanco,
hoy solo arroyos y barrancos.
Aún sutil fluye en tus llanos.

¡Oh mi Carolina!
bicentenaria tu iglesia,
la escuela, tus calles.
¿Porqué cambia tu suerte?
Acaso… mi caro delinques
o… Desolada tropiezas.




















 

12 noviembre, 2012

ETERNAL

 
Dime. ¿Tan solo vida somos?
O muerte tan solo seremos.
¿A qué tu llamas vida?
¿En qué cifras no vivir?
Busca lo eterno. ¡Serás inmortal!

Renazco entre cenizas
crezco no solo al nacer.
Cada día engendro ideas;
Ellas… mi vida eterna serán.
Inmortal seré. ¡No moriré!


Si al trascender camino,
ruta  trazada buscaré.
¿Quién guiará mi destino?
¿Qué seré? ¿Cuál mi aspecto?
Una centella, una idea, un huracán.

¡Ayúdame! Transforma este hálito
en vida nueva, para ser eternal.
Se mi guía en ese camino.
Muéstrame el sendero.
Lo inmaterial trasciende, soy eternal

Traspasaré fronteras,
buscando lo ideal.
Si me vez en soledad,
allá en lo eternal me esperan.
Un minuto eternidad,
Mil notas, que solaz.


Palpita mi ser instantes,
Busca mi soledad fronteras.
Cada día brilla la aurora.
El cenit traduce esperanza.
El universo invita. Soy inmortal.


06 octubre, 2012

GRATITUD.


Percibo desfallecer mi cuerpo y…
al tiempo como altera mi vida.
¡Oh! dulce caricia del divino
¡Oh! dulce vinagre del dolor.
¡Una cruz se antoja mi destino!
Con una cruz, desfallece el corazón.
Cánticos sutiles entonan mis sentidos,
cánticos de angustia entonan con dolor.
Una voz, un mensaje llena el corazón.
Tras esa voz camino, ella me define.
Brinda vida, optimismo, ilusión.
Solo un mensaje, solo a Él pleitesía.
El Omnipresente, el creador,
El me restaura, es mi sanación.

29 septiembre, 2012

TEJIDO DE ILUSIÓN


Ilusión tienes al mentir.
Tu verdad otra ilusión.
Ilusión del fraudulento,
del asesino, del perdón.

Correr mucho es tejer,
para escapar la realidad.
¿Son acaso un ideal?
¡La verdad… la mentira,
el trabajo, el desamor!


¿Qué son, de donde vienen
Sueños, delirios, y empeños?
¿Acaso motivos porqué luchar?
¡Con ellos se debate en vida!.
¡De ellos vive la humanidad!



Ilusión tienes cada día.
Si renaces o anochece.
Ilusión tiene el poeta,
el maestro, el sacristán.
Bendice oh Dios tanta desilusión.


Viajar por el cosmos,
traspasar la fantasía,
vivir una realidad.
¡Ilusiones afanes son!
No te desgastes es lo real.

¡Son nostalgia o aspiración!
¡Las renuncias y ensueños
capital de mi devoción!.
¿Un paisaje, el horizonte,
mi amigo o lo social?


04 septiembre, 2012

MI PARCELA


Hogar, dulce origen del amor,
eres la muestra más profunda
de ésta mi generación
cimentado en tiernos valores
de paz, energía y gran pasión.

Un oasis, un jardín, un paraíso,
dulce encuentro mi domicilio,
de los que hoy tan solo tres,
y todos aquellos en el recuerdo
su lugar ocupan en mi vergel.

Es la casa dulce estancia. Pero... ¡mi huerto!.
Allí moran mis ancestros, es mi edén.
Encierra el ímpetu, la tierna adoración,
la evocación de los que amo,
en cada guiño, aroma, y recolección

Cual hortelano cultivo flores, mucha acelga,
es un parque, un cántico a mi figuración
copla de cuna, un recuerdo, mi alquería,
mi nirvana, mi promesa y pasión.
Allí se vive de esperanza y se cosecha ilusión.

22 agosto, 2012

ME GUSTA LA GENTE



¡Como admiro los demás!
A mis padres, mis vecinos,
lo que veo y me cuentan,
lo que escribo… mis poemas.
Mis lectores, y otros más.


La gente en la playa,
el camino. ¡Los del campo!
o la ciudad. Deportistas,
caminantes. ¡ Mensajeros son!
En su cuerpo cargan emoción.


Hay gente con talento,
Formadores con honor.
Atienden en el hombre
su saber, recreación.
Aún si ven dolor.


Me asombra mucha gente.
Un anciano, el político.
Ese niño indigente,
el cantante, el bailarín.
¡Como ocultan su dolor!

Elogio al hombre en su existir.
La risa alegre,
el juego infante.
Ansias juveniles,
trabajo, dedicación.

Un anciano que reclama
¡Un mundo sin dolor!
Ese otro es tu espejo.
En él, la vida
regresa a ti.
Lo que a otro haces
lo que en otro vez,
ese tu… mañana serás.